El Ayuntamiento y la comunidad educativa animan a los recién graduados del “Alonso Quijano” a seguir formándose

El Ayuntamiento de Argamasilla de Calatrava y la comunidad educativa animan a los recién graduados del “Alonso Quijano” a seguir formándoseLos alumnos del Instituto Alonso Quijano que este año han terminado el bachillerato ocuparon el salón de plenos municipal en un emotivo acto de graduación que contó con la presencia de autoridades locales, miembros de la Asociación de Madres y padres (AMPA), el director del centro y numerosos profesores, además de los familiares de los estudiantes. El concejal de Bienestar Social Sergio Gijón animó a los alumnos que sigan formándose porque “el estudio y el esfuerzo serán recompensados”.

Por décimo año consecutivo se ha celebrado uno de los actos de más esperados de la comunidad educativa de Argamasilla de Calatrava, como es la graduación de la nueva promoción de alumnos del instituto Alonso Quijano. Desde el año 2002, primero en el que los jóvenes rabaneros pudieron continuar sus estudios de bachillerato en el municipio hasta hoy, este acto ha ido creciendo tanto en la relevancia que se le da, como en la afluencia de público.

El concejal de Bienestar Social, Sergio Gijón, tomo la palabra en nombre de las autoridades locales para trasmitir a los alumnos el apoyo y reconocimiento de toda la corporación y darles ánimos para afrontar la “temida” selectividad y posteriormente iniciar una carrera universitaria.

Para el edil “la formación nos hace libres y se convierte en algo especialmente importante en estos momentos de dificultades económicas, por eso cuanto y más abultado sea vuestro curriculum vitae mas posibilidades tendréis de encontrar un trabajo y labraros un futuro”.

Gijón indico que esta importancia que se concede a la educación queda de manifiesto con algunos de los programas que desarrolla el ayuntamiento, y cito como ejemplo el programa Aurora, que está formando a 200 mujeres en distintas áreas para que puedan incorporarse al mercado laboral, el estudia y trabaja, para que jóvenes que abandonaron la educación reglada la retomen o el curso de comerciales que se ha impartido con la colaboración de la Diputación.

Por su parte el director del instituto, Carlos Martín Gómez, mostró su satisfacción porque la buena relación con el ayuntamiento permite organizar este acto institucional que cada año va a más “al principio venían algunos padres, ahora vienen también los abuelos. Es un acto humilde, pero muy entrañable y emotivo”.

Respecto a las perspectivas que se abren ahora para los recién graduados el director, en referencia a la complicada situación económica afirmó que “ellos son muy conscientes y saben que, hoy por hoy, y si siguen estudiando, la situación del mercado laboral no debería afectarles. Académicamente si les va a afectar mucho todo lo relativo a matrículas o tasas, pero les animamos a que sigan formándose.

Por último Martínez Gómez ha asegurado que el nivel formativo de los alumnos graduados en el Alonso Quijano esta a la altura de cualquier otro centro de Castilla-La Mancha o España, como demuestran los resultados de la selectividad de años anteriores “y no es pasión de profesor“