Los vecinos del barrio de San Antón y los propietarios de mascotas celebraron contra viento y marea la fiesta de san Antón

imageLos concejales Antonio Gil y José Antonio Molina, así como la propia alcaldesa de Argamasilla de Calatrava, Jacinta Monroy, arroparon a los vecinos de la localidad que el pasado viernes 17 de enero, desde las cinco de la tarde, festejaron el día de san Antón, el patrón del barrio que tiene su nombre y también de los animales.

Es por ello que, a pesar del mal tiempo reinante con meteoros tales como frío, viento o llovizna, fueron decenas los vecinos de la localidad que quisieron mantener viva, un año más, tan secular y arraigada tradición. En primer lugar, con la bendición de animales que, a las puertas del templo parroquial ‘La Visitación de Nuestra Señora’, se realizó gracias a la labor de su titular, el párroco Felipe Muñoz.

Este sacerdote presidiría posteriormente la presencia religiosa de la procesión que la imagen de san Antonio Abad protagonizaría por las calles del barrio. Y, de vuelta a la parroquia, se oficiaría la eucaristía en su honor. Al término de esta misa, como no podía ser de otra manera, tendría lugar el reparto de los populares panecillos bendecidos.

imageY de ahí todos los presentes se fueron de vuelta a las calles, para vivir en fraternidad el apetecible momento de las hogueras de san Antón, que se mantienen vigorosas a pesar del paso del tiempo en tres puntos diferentes tales como las inmediaciones de la iglesia parroquial, la calle Almodóvar o la ribera del río Tirteafuera, a la altura de la calle Puente.

En dichos emplazamientos se pudo disfrutar al paladar del ‘puñao’ o ‘tostao’ que se reparte en honor a este patrón, además de degustar también limonada y diversas viandas asadas al calor de las ascuas como chorizos, panceta o patatas.

Y es que, como apunta el concejal de Cultura Molina Gil, “la tradición de san Antón continua perviviendo en el barrio gracias al trabajo y participación de muchos vecinos del barrio, que se encargan de organizar los actos y celebraciones en el que después puede participar todo el pueblo que así lo desee”. En este sentido, el edil quiere destacar muy especialmente la labor e implicación personal del vecino Antonio Ureña.

Por su parte, añade José Antonio Molina, “el Ayuntamiento colabora económica y logísticamente con los vecinos del barrio proporcionado la leña y acondicionando la zona para que se puedan realizar las hogueras sin que afecte al pavimento y subvencionando lo necesario para ofrecer un sencillo ágape y que todo la población de Argamasilla pueda acercarse y compartir tradiciones gastronómicas populares locales como la limonada, el ‘puñao’ o tostado y viandas asadas al calor de las brasas de las hogueras”.

Por último, el munícipe da cuenta del intento realizado para que los bares y establecimientos de la zona se sumen a las celebraciones de san Antón, para lo cual se pudo estar “sirviendo también el tradicional ‘puñao’ como así se realizó en el Pub Cervantes, que ofreció a su clientela durante toda la noche el ‘tostao’, al mismo tiempo que se estaban realizando los actos populares en la calle”.