El ayuntamiento acoge este miércoles una charla informativa sobre las ‘cláusulas suelo’ que incluyen los préstamos hipotecarios

Este miércoles 22 de enero, a las 19,30 horas, el Ayuntamiento de Argamasilla de Calatrava, a través de la concejalía de Empleo y Desarrollo, celebrará una charla que impartirá el abogado Jorge Daniel Mora García, sobre las ‘clausulas suelo’ que se incluyen en préstamos hipotecarios, así como sobre su evolución y cómo hacerles frente en caso de estar afectados.

Jorge Daniel Mora García explicará esta práctica que los bancos incluyen en las hipotecas, lo cual perjudica a las familias que no pueden beneficiarse de las bajadas de los tipos de interés y que, caso de hacerlo, supondría un alivio para las maltrechas economías familiares.

La crisis ha golpeado gravemente a millones de familias con créditos y préstamos hipotecarios contratados en España, referenciados en su gran mayoría a tipos de interés variables. La propia oscilación de tipos, en épocas alcistas, unida a las particulares circunstancias económicas que reinan en la actualidad, principalmente el paro, han provocado un auténtico drama social e hipotecario a millones de familias que están a un paso de engrosar las ya de por sí escandalosas estadísticas de ejecuciones hipotecarias facilitadas por el Consejo General del Poder Judicial.

Sin embargo, como explican fuentes municipales, en época de tipos bajos, que podrían llegar a suponer un alivio a las ya de por sí asfixiadas economías familiares, los consumidores no se pueden beneficiar de estas bajadas debido a unas cláusulas incluidas en sus préstamos que limitan la variación a la baja de los tipos de interés impidiendo, con gran alarma social, la traslación efectiva de la reducción de los tipos de interés oficiales de la zona Euro a los consumidores.

Tal y como ha demostrado el propio funcionamiento del mercado y la evolución histórica del Euribor y del tipo de interés de intervención del Banco Central Europeo, estas cláusulas han sido introducidas unilateralmente por las entidades generando un evidente enriquecimiento injusto en favor del propio banco o caja. “Resulta especialmente repudiable el momento en el que fueron introducidas, a sabiendas de los momentos de crisis económica que se avecinaban lo que supone un abuso flagrante de la posición de superioridad que ostentan bancos y cajas en el momento de la contratación”, dicen desde el consistorio rabanero.

Tiene poco sentido referenciar la abusividad de esta cláusula en números concretos, ya que los suelos pueden causar un grave perjuicio al consumidor en cualquier momento haya tipos bajos o altos, en el momento presente o en futuras contrataciones. No obstante, a título informativo, puede hablarse de un coste real y efectivo de 3.000 euros al año de media para los consumidores y sus economías familiares.

Estas cláusulas, en la mayoría de casos han sido predispuestas junto a otras que limitan al alza las subidas de tipos, denominadas por ello ‘techos’. Sin embargo, es más que evidente pensar que esta limitación al alza en ningún momento desplegará sus efectos, beneficiosos para el consumidor, dadas las elevadas cotas que alcanza. Así lo ha reconocido el propio Banco de España en su reciente informe de fecha 16 de abril de 2010, página 15 penúltimo párrafo: “(..) las acotaciones al alza, pese a alcanzar una parte significativa de la cartera no tienen, en general, virtualidad como mecanismo de protección real y efectiva frente a incrementos de tipos de interés”.