Cientos de ciudadanos colaboraron para engalanar el recorrido de la procesión del Corpus Christi celebrada ayer en Argamasilla de Calatrava

imageimageimageimageimageimageArgamasilla de Calatrava volvió a engalanarse en un año más el domingo para celebrar la tradicional procesión de Corpus Christi. Todas las hermandades, diversos colectivos y personas a título individual se volcaron previamente en la decoración de las calles con vidrieras, las tradicionales alfombras de sal y altares, en las diversas calles que forman parte el recorrido de la procesión.

imageimageimageimageimageimageLa alcaldesa Jacinta Monroy, acompañada de otros miembros de la corporación y diversas autoridades locales asistieron a la misa previa que se convoca con motivo del Corpus, tras la cual participaron en la procesión en la que pudieron comprobar la belleza de la ornamentación de las calles y disfrutar del agradable y especial aroma de las calles, conseguido con las hierbas aromáticas, como el tomillo, puestas en las ventanas y el incienso que propagaba la procesión.

Especialmente llamativas fueron las bellas vidrieras que un grupo de alumnos del instituto Alonso Quijano, ayudados por una profesora, confeccionaron frente al pórtico de entrada al templo parroquial de ‘Nuestra Señora de la Visitación’, un nutrido grupo de estudiantes del IES ‘Alonso Quijano’, junto con una profesora, confeccionaron unas bellas vidrieras. Lo exquisito del trabajo era tal que fue muy comentado por todo el mundo, al tener un acabado muy realista aparentando vidrieras reales que recreaban una iglesia. Éste era el primer altar del recorrido donde pararía la procesión.

Además, alumnos del Colegio de enseñanza primaria Rodríguez Marín, también con la ayuda de sus profesores estuvieron trabajando, al tiempo que disfrutaban con la labor desde muy temprano por la mañana para hacer grandes alfombras con sal de colores, recreando formas e imágenes.

También hay que destacar que muchos ciudadanos contribuyeron al montaje de altares frente a sus casas, donde fue realizando paradas la procesión para realizar un rezo. En concreto, hubo cuatro altares en la calle Mayor, dos en la calle Heliodoro Peñasco y otros tantos en la calle Pinto, así como un más en Rodríguez Marín.

Por último el Ayuntamiento de Argamasilla de Calatrava colaboró con un amplio dispositivo de medios para la preparación y retirada de las alfombras, habilitando vallas, señales, servicios municipales de limpieza, etcétera.

Desde la institución municipal se agradece a todos los que trabajaron en el dispositivo, así como a las personas y colectivos que contribuyeron a engalanar el municipio, su labor para conseguir que la procesión del Corpus Christi brillase un año más en el municipio