Jacinta Monroy ve en el mantenimiento de la población el mejor indicador de los logros alcanzados en la presente legislatura

image· La regidora destaca los esfuerzos realizados en materia social, de fomento económico, de formación y de infraestructuras en estos cuatro años

“Uno de los mejores indicadores, si no el que más, de que estos últimos cuatro años han sido de los más positivos para Argamasilla de Calatrava, es que nuestra población no se ha visto arrastrada por los descensos que, en general, han sufrido otras localidades de la provincia o de nuestro entorno más cercano”, señala Jacinta Monroy a modo de resumen y valoración del periodo de gestión municipal que concluye en mayo.

En opinión de la alcaldesa de la población rabanera, el hecho de que el municipio cuente y mantenga en la actualidad 5.921 habitantes y haya incluso perspectivas de crecer en su número de vecinos de aquí en adelante, no tiene otra fórmula que “la calidad de vida por la que desde hace mucho tiempo venimos apostando todo el equipo de Gobierno que tengo la suerte de dirigir y, sin duda, así también lo están entendiendo quienes en estos años deciden venirse a vivir con nosotros, cosa que agradecemos”.

A ello ha contribuido en la actual legislatura el incremento de servicios dirigidos a cada sector de la ciudadanía, “a las familias en general, pero muy especialmente a la infancia, a la juventud, a los mayores, a las mujeres o a todo aquel colectivo que, por algún motivo, se halla en situación de desigualdad o tienen más dificultades de acceso que el resto a determinados recursos”, apunta la regidora.

El atractivo de vivir en Argamasilla de Calatrava

Para Monroy Torrico “es atractiva la vida en nuestra localidad” ante posibilidades asistenciales que han ido engrosando un amplio elenco de servicios, como por ejemplo son guardería y ludoteca para la infancia, el Centro Juvenil para los jóvenes, o el Centro de Mayores para las personas de más edad. “Recursos físicos que, sin duda, no tendrían sentido sin la puesta en marcha de iniciativas y actividades de diversa índole, capaz de satisfacer las necesidades de toda la ciudadanía”.

La alcaldesa no entra en concretar cifras porque, dice, “al final son datos fríos y es lo que nuestros vecinos y vecinas esperan de nosotros, que los servicios que reciben sean los acordes a los que esperan a la hora de pagar sus impuestos, pero sí quiero dejar claro que año tras año, el Presupuesto municipal ha ido incrementando las partidas que destinamos al bienestar social y eso es algo que se palpa en el día a día de Argamasilla de Calatrava”. A todos los profesionales que hacen posible la aplicación práctica de estas acciones, la regidora agradece su papel y su implicación personal.

Empleo y formación

Asimismo, son fundamentales “las dinámicas positivas que se han propiciado, también desde nuestra gestión de apoyo a emprendimiento y diversificación económica, en torno al empleo, sobre todo el generado en los polígonos ‘El Cabezuelo’ o el autoempleo y emprendimiento en el casco urbano, sobre todo a través de establecimientos hosteleros y nuevas iniciativas comerciales”.

Ayudas e incentivos que procuran facilitar la contratación en el municipio o hacer que el desempleado pueda dar el paso hacia el autoempleo o el emprendimiento con garantías. “Los ayuntamientos no podemos crear empleo; está claro que podemos paliar situaciones graves de ingresos a través de planes de empleo propios o con el resto de administraciones, pero lo ideal es que la iniciativa privada lo haga. Para eso sí estamos también, facilitando todo lo posible este empeño y creo que se está relanzando”.

Donde Jacinta Monroy sí considera que la Administración local tiene que decir es en la formación. “En estos años nuestros esfuerzos han sido mayúsculos, con cursos, talleres, certificados de profesionalidad, plataformas online, en las que hemos intentando cubrir todas las necesidades, tanto por especialidades, incidiendo en disciplinas con salidas reales, como poniendo el énfasis en sectores más desfavorecidos, como jóvenes, mujeres o personas de más de 45 años”, señala.

Y refiere que ya está prácticamente disponible un centro municipal, especialmente concebido para este tipo de formación y de talleres, que ha sido adquirido por el Consistorio y que ahora trabaja en dotarlo de equipamiento y medios.

Para la alcaldesa, ésta ha de seguir siendo la senda en los próximos años, “porque con formación, nuestros vecinos tienen más posibilidades de ser contratados y, si además incentivamos a nuestros empresarios y ponemos a su disposición el suelo industrial que tenemos disponible, otros 200.000 metros cuadrados, seguro que Argamasilla de Calatrava se va a acabar convirtiendo en el motor que tire de toda nuestra comarca”.

Una población del siglo XXI y con infraestructuras modernas

Por lo tanto, la primera edil rabanera se muestra muy satisfecha de la labor que, en conjunto, se ha realizado en estos años. “Está claro que quedan cosas por hacer, pero lo que teníamos de margen económico y por la crisis, priorizando siempre lo social, le hemos dado un gran impulso y eso es obra de este Ayuntamiento y de otras administraciones, de los trabajadores municipales, pero, sobre todo, de la buena disposición de toda la ciudadanía, que es paciente cuando se sabe que buscamos soluciones”.

En esa búsqueda de una población del siglo XXI, con servicios e infraestructuras aptos para las personas de esta época, la localidad no solo facilita la accesibilidad por su política de inclusión e igualdad plena, o renueva parques y espacios para hacer “disponer de la calidad de vida de una población pequeña, pero con servicios de primera”, sino que además va a cumplir al fin con el medio ambiente.

“Los desvelos han sido muchos, las reuniones no menos… Se nos prometían desde hace años proyectos de depuradora, un elemento imprescindible para un pueblo que siempre ha sido amante y ha vivido del campo, pero al final vamos a poder ya iniciar las obras de nuestra depuradora”, recuerda Monroy Torrico.

Por eso, ‘El Juncal’ va a demudar completamente su filosofía. “Si hasta ahora eran los riñones de Argamasilla de Calatrava, en muy poquito tiempo va a ser el gran pulmón de nuestro pueblo, el generador de oxígeno que se merece y una de esas zonas de ocio y esparcimiento que queremos en nuestro alrededor, como ya lo es el entorno de la Laguna Blanca y el flamante mirador que hemos instalado”.

“Todo lo cual, sin duda, suma para que haya ciudadanos y ciudadanas de otras localidades que se han decidido por asentarse en Argamasilla de Calatrava, un municipio además muy bien comunicado, con carreteras remozadas y autovía, la estación del AVE cercana y, aunque no sean primordiales de inicio los vuelos de pasajeros, con nuevas perspectivas económicas que se anuncian con el relanzamiento del aeropuerto”.

Referencia más allá de Argamasilla de Calatrava

Jacinta Monroy, concluye destacando que la localidad que dirige ha sumado en estos cuatro años logros de referencia nacional e internacional a través de iniciativas pioneras como el programa Estudia-Trabaja, el plan de Envejecimiento Activo, el ser Ciudad Amiga de la Infancia por UNICEF que se une a su buena consideración como Ciudad Educadora. “Hitos, sin duda, que son sobre todo frutos del esfuerzo de tantas personas, en servicios sociales, en centros docentes y, sobre todo, por la solidaridad de asociaciones rabaneras dignas de quitarnos el sombrero.

Referencia también para otras administraciones, a las cuales el Ayuntamiento rabanero ha recurrido con proyectos y planteando otras iniciativas que se suman a lo que ya habitualmente se financia externamente. Así, desde la Diputación Provincial se han destinado a la localidad dos millones de euros por diversos conceptos y más de nueve millones y medio de euros de parte de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

La media de Presupuestos municipales en estos años ha sido de alrededor de 4,5 millones de euros, siendo también valorable que la deuda del Ayuntamiento se ha ido recortando hasta el punto de que, cuando acabe este 2019 será de poco más de 424.000 euros. Desde 2012 esta deuda se ha reducido en 54 puntos, suponiendo actualmente un 9,65%.