La escritora Paloma Sánchez Garnica cerró la Semana del Libro rabanera

• Intercambió impresiones con los lectores de su obra en el Club de Lectura local

Deliciosa tarde de sábado la que sirvió para cerrar este 27 de abril con el mejor sabor de boca la Semana del Libro 2019 de Argamasilla de Calatrava, en un acto abierto con la escritora Paloma Sánchez Garnica y en el transcurso del cual los miembros del Club de Lectura

rabanero, pudieron intercambiar numerosas sensaciones acerca de la última obra de la autora madrileña, ‘La sospecha de Sofía’.

Un acto que presentaba la concejala de Cultura, Estela Céspedes, quien recalcó que en el afán consistorial por el fomento de la lectura, hay razones de tanto peso como que “leer nos hace más inteligentes, nos aporta cultura, estimula la imaginación y la concentración e

incluso permite mejorar nuestra ortografía y la expresión oral y la expresión escrita,… existen muchas razones por las que leer es importante”.

Por eso, reiteró el compromiso del Consistorio con la cultura en general y con el mundo del libro en particular, mostrando Céspedes el agradecimiento a la responsable de la Biblioteca Municipal ‘Medrano’,

Toñi García por la coordinación de estos actos, así como a Javier Lozano por el fomento de la creatividad literaria amateur y al editor Julio Criado por su labor, todos ellos presentes también en la cita.

Durante algo más de una hora Sánchez Garnica desentrañó con los miembros del Club de Lectura algunos de los aspectos que más han llamado la atención de una obra que, por cierto, cuenta con ‘booktrailer’ y banda sonora propias, que atraen al lector a sumergirse en un ‘thriller’ ambientado en las dos Alemanias que resultaron tras la II Guerra Mundial y una capital a la que separó durante décadas el Muro de Berlín.

La escritora expuso la dificultad que suele experimentar a la hora de encauzar una obra y que, en el caso de ‘La sospecha de Sofía’, se prolongó más de un año e, incluso, hubo de desechar un borrador de más de dos centenares de páginas que no le acababan de convencer. Un arduo esfuerzo que, finalmente, acabó por encauzar en todas y cada una de sus tramas y sus diversos personajes y que, como indicaron varios miembros del Club de Lectura rabanero, acaba por atrapar de principio a fin.

Entrega de premios

El acto se completó con la tradicional entrega de premios de los certámenes convocados en torno a cada 23 de abril, Día del Libro. Primero se dieron los convocados desde la Concejalía de Cultura, como el XX Concurso de Marcapáginas que fueron para Marta Arriaga Peralta, Marta Sánchez Viñas y Eva Paz Gayol y el del XI Concurso de Fotografía ‘El placer de la lectura’, que correspondió a Cecilio Conde Rodríguez por la obra ‘Un café’.

Y en cuanto al XXII Certamen de Relatos en Prosa ‘Villa de Argamasilla de Calatrava’, que apadrina Librería Delfos, el premio general absoluto correspondió a Antonio López González y el de finalista fue para Luis Fernando García Rodríguez y, en categoría local, el ganador del premio que patrocina el Grupo Oretania fue para Ataúlfo Solís Calle y el finalista correspondió a Manuel Tabas Arias.