El Ayuntamiento hace del Centro de Mayores un espacio cardioprotegido

·        Al ubicar en la cafetería el desfibrilador semiautomático que donaba fechas atrás la Agrupación Local de Protección Civil

La Concejalía de Bienestar Social ha instalado en la cafetería del Centro de Mayores un desfibrilador semiautomático, ubicado en un armario homologado y debidamente señalizado.

Se trata de un recurso que puede resultar vital y, para poder hacer uso del mismo, también todo el personal del centro, desde el personal de cafetería, a gerocultores, terapeuta… ha participado en un curso homologado por la Consejería de Sanidad.

“De esta manera, los usuarios de nuestro Centro de Mayores, en caso de episodio cardiaco, tendrán a su disposición en menos de un minuto al desfibrilador”, señala Sergio Gijón, quien recuerda que “está comprobado que tener acceso a un equipo de estas características en los primeros tres minutos en caso de infarto, aumenta considerablemente las posibilidades de supervivencia”.

El concejal de Bienestar Social también agradece que el desfibrilador fuese donado hace unas semanas por la Agrupación Local de Protección Civil, al haber recibido otro por parte de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

De esta manera, el Ayuntamiento satisface uno de las demandas y objetivos de su línea de trabajo como es “ofrecer la seguridad de los mayores, puesto que es algo que nos importa mucho y gracias a la implicación de todos, el Centro de Mayores municipal vuelve a ser un referente en la comarca por la calidad de los servicios que ofrece”.

En la puesta en marcha del equipo estuvo ayer presente, junto al munícipe, el presidente del Consejo de Mayores, Aurelio Sierra y otros miembros de su directiva, como Manuel Domínguez y Florencio Peña.

Otros edificios municipales de gran afluencia de público, como por ejemplo las instalaciones deportivas, cuentan también con su propio desfibrilador semiautomático, instalado para aumentar también en este caso la seguridad de sus usuarios.