132 menores acuden al Campus Urbano que organiza el Ayuntamiento

·        Seis monitores atienden a los participantes en el Colegio ‘Virgen del Socorro’

·        La concejala Lidia Fandiño recuerda que la medida posibilita la conciliación

El Ayuntamiento de Argamasilla de Calatrava vuelve a hacer realidad en verano la conciliación de la vida familiar y laboral de padres y madres de la localidad, con una nueva edición de sus campus estivales, en los que niños y jóvenes aprovechan de una manera divertida, lúdica y divertida su tiempo vacacional.

Así lo pone de manifiesto la concejala de Igualdad, Lidia Fandiño, que ha visitado las dependencias que el Colegio ‘Virgen del Socorro’ vuelve a poner a disposición de esta iniciativa municipal, concretamente su Campus Urbano, en el que están inscritos 132 menores de diferentes edades, alumnos de Infantil y Primaria durante el curso lectivo.

“Este centro nos cede instalaciones como su aula multiusos cuyas grandes dimensiones permiten realizar actividades en conjunto, así como dos aulas en infantil, otra más en Primaria y los espacios de recreo”, explica la munícipe, quien agradece las facilidades que cada año da el equipo directivo y al Consejería de Educación.

También felicita al Centro de la Mujer porque a través de él se coordina la presencia de los seis monitores que atienen a los menores, les proponen diferentes rutinas y abordan temas monográficos semanales para poder así ofrecer un hilo conductor a las actividades, ya sea en torno a la música, el miedo ambiente, la vida saludable, etcétera.

Temáticas que se articulan, como refiere Fandiño, en torno a talleres específicos, salidas a puntos de interés que tengan relación o visitas programadas como la que, ya es tradicional, se suele cursar al parque de bomberos, en donde además de aprender lo loable de un oficio como este, se refrescan de manera muy divertida.

Cabe también destacar que, si bien los campus están operativos entre las diez de la mañana y la una de la tarde, lo cierto es que este servicio de conciliación familiar va mucho más allá al establecer un doble ‘aula matinal’, que da la posibilidad de acoger a los participantes desde las siete de la mañana y hasta las tres de la tarde.