El Ayuntamiento adjudica el proyecto de intervención en la Casa de la Inquisición que costea la Diputación Provincial

·        Esta fase se centrará en el arreglo del patio y conservar elementos históricos

·        El objetivo final es poner en valor tan histórico inmueble como espacio cultural

Una vez el Ayuntamiento de Argamasilla de Calatrava ha completado el procedimiento de licitación de las obras contempladas en el proyecto de intervención en la Casa de la Inquisición, cuyo coste asciende a 45.948,12 más IVA y está subvencionado de manera íntegra por la Diputación Provincial, en breve se iniciarán los trabajos correspondientes.

Tan importante actuación, en un espacio de indudable valor histórico, va a contar con la supervisión del servicio de Patrimonio de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, así como el de la empresa Calendas Arqueología y Patrimonio, especializada en este tipo de labores arqueológicas, por un importe de 3.371 euros, IVA incluido.

Someramente, la obra proyectada por la aparejadora municipal Patricia Pérez, se ciñe en esta primera fase al arreglo del patio y a la conservación de elementos históricos como la cueva y antiguas tinajas, creando así un nuevo espacio cultural multifuncional que desde el Consistorio se pondrá en valor para el aprovechamiento público.

Así, cabe destacar que en la zona del patio se pretender crear una galería alrededor del mismo desde la zona oeste, pasando por la zona sur y finalizando en la zona este, uniendo con el cuerpo principal y el cuerpo anexo a éste, dejando una zona diáfana en el centro, manteniendo la parte de la cueva y la tinaja como zona de exposición.

Los trabajos, con una duración estimada de cuatro meses, los va a llevar a cabo la empresa de Luis Fernando Zamora Camacho, firma con experiencia contrastada en este tipo de obras y contemplan la mejora del acceso y restauración de las entradas existentes, con el objetivo de mantener la propia esencia e historia de la edificación.

Actuaciones previas

Con esta actuación de reacondicionamiento se va a dotar a la localidad de una nueva zona de uso, cumpliendo las condiciones establecidas de seguridad, habitabilidad y funcionalidad, en un edificio catalogado Bien de Interés Cultural actualmente en desuso y sobre el que anteriormente se realizaron actuaciones de consolidación.

La Casa de la Inquisición de Argamasilla de Calatrava es un edificio medieval que, en su origen, perteneció a un asentamiento musulmán de entre los siglos X y XI aproximadamente, sobre el que posteriormente se asentó la Orden de Calatrava y ha sido modificado con el tiempo y sufriendo numerosas rectificaciones en su parte noble.

El cuerpo principal del edificio, el de su acceso, está formado por dos plantas con diversas estancias debido a su antiguo uso como vivienda. En la planta superior existen dos salas de tamaños muy dispares las cuales están prácticamente terminadas ya que se reformó con materiales que mantuvieran el decoro de la estancia.

Y en cuanto a la planta baja, se recuperó de ella uno de los frescos que existían de la propia edificación, justo en la parte central de la estancia y se reformó parte del solado. Referente a la cubierta principal, se llevó a cabo la restauración de la misma colocando una cercha metálica, con tablero y teja curva como material de cobertura.

Respecto a la zona posterior que conforma el patio, aparecen elementos derruidos de antiguas edificaciones y del mismo modo, el cuerpo anexo al principal, queda un arco originario de la edificación que actualmente debe estar apuntalado para evitar su derrumbe.

En este inmueble se pueden distinguir varios elementos singulares, piezas antiguas tales como un abrevadero de piedra situado en el patio o una tinaja enterrada, pero el elemento más singular es una cueva compuesta por una estructura aboveda que formaba parte de una extensa red de galerías.

Respecto a la fachada, es a base de tapiales, con zunchos de ladrillo viejo, así como elementos de piedra de la zona consecuencia de las distintas actuaciones a lo largo de los años. Actualmente la puerta de entrada es una puerta provisional que se puso en la última actuación llevada a cabo en fachada.