Las obras de la depuradora que el Gobierno de Castilla-La Mancha construye en Argamasilla de Calatrava cumplen los plazos de ejecución

  • El director de la Agencia del Agua de Castilla-La Mancha y la delegada de la Junta de Comunidades destacan el tesón con el que la alcaldesa ha trabajado para dotar al municipio de un sistema eficaz de depuración de aguas residuales
  • La inversión que está realizando el Ejecutivo presidido por Emiliano García-Page ronda los 3´5 millones de euros

Argamasilla de Calatrava, 12 de marzo de 2020.- Los trabajos de construcción de la depuradora de aguas residuales que el Gobierno de Castilla-La Mancha está construyendo en Argamasilla de Calatrava están cumpliendo los plazos de ejecución previstos y entrará en servicio a finales de año, según pudieron comprobar el director de la Agencia del Agua, José Manuel Martín Aparicio, y la delegada de la Junta de Comunidades en Ciudad Real, Carmen Olmedo, en la visita que realizaron recientemente a las obras junto a la alcaldesa de Argamasilla de Calatrava, Jacinta Monroy.

Tanto Olmedo como Martín Aparicio señalaron que la construcción de la depuradora se había hecho una necesidad imperiosa para la localidad, más aún después de que se abandonara la propuesta inicial para dotar a Argamasilla de Calatrava, Almodóvar del Campo y Puertollano de una gran planta que tratará las aguas residuales de los tres municipios.

En este sentido, la delegada de la Junta recordó que la obra “ha pasado por muchas vicisitudes”, ya que se planteó inicialmente como una gran depuradora para estas tres poblaciones y poco a poco ha ido cambiando aquel modelo al irse “descolgando” algunos pueblos y luego, en 2011, “con un proyecto ya redactado y listo para licitar, el nuevo Gobierno de Cospedal decidió que la obra no era prioritaria, retirándole toda la financiación y anulando el proceso de licitación”.

En este sentido, ambos destacaron la insistencia con la que la alcaldesa de Argamasilla, Jacinta Monroy, ha reclamado al Ejecutivo regional que dotara a su municipio de esta infraestructura para depurar adecuadamente sus aguas residuales antes de devolverlas al medio natural tal y como requiere la normativa medioambiental vigente, una exigencia que el filtro verde con que contaba la localidad no podía satisfacer adecuadamente.

Se trata de una infraestructura “esperada y necesaria”, apuntó Olmedo, que “ha salido adelante gracias al tesón, empeño y al trabajo” que ha realizado la alcaldesa de Argamasilla de Calatrava, Jacinta Monroy, para que esta infraestructura se pusiera en marcha”, señaló la delegada de la Junta.

Las obras de la nueva depuradora de Argamasilla de Calatrava comenzaron en mayo del año pasado y fueron adjudicadas por 3,5 millones de euros más IVA; inversión que cofinancian el Gobierno de Castilla-La Mancha y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER). El plazo de ejecución es de dieciocho meses para la puesta en marcha.

La planta está diseñada para tratar 2.800 metros cúbicos/día de aguas residuales con una demanda biológica de oxígeno de 203 miligramos por litro, correspondientes a una población equivalente de nueve mil quinientas personas. Argamasilla de Calatrava cuenta con seis mil vecinos

Para depurar las aguas procedentes del alcantarillado de la población se ha optado por un reactor biológico secuencial, también conocido como SBR (Sequential Biological Reactor) que es un tipo de tratamiento biológico con la característica principal que utiliza un único depósito para realizar las operaciones habituales de depuración, aireación, sedimentación y decantación.

Es habitual que se construyan varios tanques en paralelo para alternar las diferentes fases del proceso de tratamiento. En el caso de Argamasilla de Calatrava se están construyendo dos.

Cada uno de los depósitos está dividido en dos partes, preliminar y principal, separadas por un muro con agujeros en la parte inferior. En la primera de las tres fases del proceso de tratamiento, se alternan periodos óxicos de aireación y anóxicos, agitadores en funcionamiento para mantener el fango suspendido, en función de las características de las aguas.

A continuación, comienza la fase de sedimentación: se detiene la aireación para permitir que los sólidos se depositen en el fondo del reactor. Mientras tanto, el tanque sigue recibiendo agua bruta para facilitar que en la parte superior se desarrolle una capa clara de agua.

Por último, en la fase de decantación se hace descender lentamente el decantador hasta alcanzar el nivel mínimo de agua que se considera limpia al tiempo que se purga el fango con una bomba sumergible.

El proyecto incluye la construcción de dos colectores paralelos al río Tirteafuera, uno de algo más de un kilómetro que sustituirá al existente y otro de mil ochocientos metros que partirá donde desemboca el primero y llevará el agua hasta la depuradora, y la rehabilitación de la actual estación de bombeo.

Con posterioridad al inicio de las obras, el Ejecutivo regional introdujo varias mejoras sobre el proyecto inicial que incluyen la construcción de dos depósitos de almacenamiento de aguas no contaminadas y el desmantelamiento de la tubería ovoide existente una vez entren en servicio los nuevos colectores. Asimismo, se ha rediseñado el espacio para una hipotética instalación de un tercer reactor bilógico de tratamiento por si es necesaria una futura ampliación.

Por último, la representante del Gobierno de Emiliano García-Page ha agradecido a todo el equipo técnico de la Agencia del Agua por el trabajo realizado en esta infraestructura, así como a la empresa constructora “por su compromiso de que en tiempo y forma esta obra estará finalizada”.