El Ayuntamiento ha gestionado ayudas por valor de 60.000 euros a familias vulnerables

  • Gracias a sus Servicios Sociales durante el primer trimestre de alerta sanitaria
  • Su acción se extiende ahora a informar en torno al Ingreso Mínimo Vital

Desde que se iniciara la alerta sanitaria y demás medidas legales para frenar la propagación del coronavirus, el Ayuntamiento de Argamasilla de Calatrava ha venido dedicando todos los esfuerzos de sus Servicios Sociales en paliar parte de sus consecuencias colaterales, como la paralización de parte de la actividad económica.

Así, transcurridos los tres primeros meses de esta situación inédita, entre marzo y mayo, los trámites que se han facilitado en diferentes ámbitos a ciudadanía y familias que han visto reducidos drásticamente sus ingresos habituales, han supuesto la llegada de casi 60.000 euros en total a través de diferentes medidas desde distintos ámbitos.

El desglose de esta cifra deja a las claras el “afán municipal por estar cerca de nuestros vecinos y vecinas con mayores dificultades, a la que esta situación tan repentina les ha llevado, porque entendemos que Argamasilla de Calatrava es solidaria y no se puede permitir ver en aprietos a nadie”, señala el concejal de Bienestar Social, Sergio Gijón.

El principal montante han sido los más de 50.000 euros de las líneas de ayuda de 400 euros al mes, durante cuatro meses, que estableció la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y que, en la población rabanera, ha permitido alcanzar hasta finales de mayo a un total de 33 familias con bajos recursos.

También se han gestionado 7.180 euros emergencia social de la Diputación Provincial para cheques canjeables en productos de alimentación e higiene y otros 2.400 euros más dentro del programa contra la pobreza energética, con un importe de 150 euros, a 16 familias que se encontraban en seguimiento por parte de Servicios Sociales.

Mientras estas tramitaciones continúan, “en estos momentos estamos informando sobre el Ingreso Mínimo Vital y cómo solicitarlo, por lo que quienes estén en situación de percibirlo únicamente se tienen que poner en contacto con nuestras trabajadoras sociales”, señala Gijón.

En estos tres meses cabe resaltar también que la acción de este departamento municipal ha iniciado siete expedientes nuevos, elaborando 66 informes sociales de seguimiento y 96 diseños de intervención, contabilizándose un total de 315 actuaciones que han incluido también reuniones de coordinación, gestiones telefónicas, etcétera.

Especial mención merecen asimismo las derivaciones efectuadas hacia la Oficina de Asesoramiento Hipotecario o la veintena de trámites realizados en torno a la declaración anual de las pensiones no contributivas, completando así el amplio abanico de respaldo social que lleva a cabo el Ayuntamiento rabanero.