Emocionada despedida a Aurelio Sánchez Ciudad tras 27 años velando por las cuentas del Ayuntamiento

  • Mucha gratitud a quien ha regido la Intervención municipal para cuatro alcaldes
  • Torrico y García han destacado su profesionalidad y su condición como persona

Tras 27 años al frente del departamento municipal de Intervención en el Ayuntamiento de Argamasilla de Calatrava, Aurelio Sánchez Ciudad ha alcanzado su edad de jubilación y, llegado el momento, se han brindado cariñosas y emotivas palabras de gratitud.

Se pudieron escuchar primero en la última sesión plenaria a la que, la pasada semana, tenía obligación de acudir y, este lunes, en una recepción en la que la alcaldesa Jacinta Monroy y el concejal de Hacienda, José Antonio García, le dieron una placa de recuerdo.

Tanto en uno como en el otro momento, los ediles han tenido la ocasión de expresarle el sincero agradecimiento por el trabajo realizado, compatibilizando siempre el interés de los gestores por realizar proyectos con las posibilidades económicas de las arcas.

Monroy, última de los alcaldes y alcaldesas con los que Aurelio ha trabajado, reconocía precisamente su “profesionalidad y la responsabilidad con que ha ejercido siempre el cargo”, con Fernando Calso, María Luisa Piedrabuena o Rafael Rodríguez antes que ella.

Curiosamente, la actual regidora llegó como concejala a la Corporación rabanera dos años después de que Sánchez Ciudad accediese al puesto como interino temporal pero que, finalmente, con el paso del tiempo, acabó consolidando durante casi tres décadas.

Y el concejal de Hacienda, que ha trabado codo con codo con el interventor saliente en los últimos diez años, reflejó emocionado reconocimiento a “su amabilidad, su buen trato y todo cuanto he aprendido de él de los temas económicos de un ayuntamiento”.

Pero, por encima de toda esta labor, García Serrano hacía un especial hincapié en la condición que como “gran persona” ha demostrado Aurelio Sánchez con los concejales y el resto de la plantilla funcionarial. “Sin duda, te echaremos en falta”, apostillaba el edil.

Y si este munícipe apostillaba que había sido “un honor y un placer haber podido estar a tu lado”, la alcaldesa le indicaba que “siempre tendrás abiertas para ti las puertas de esta casa, aunque ahora de otra manera”.

Concretamente, como ciudadano que ahora va a tener la oportunidad de acompañar más tiempo a su esposa y para desarrollar plenamente sus aficiones desde esa capacidad de trabajo, inteligencia y esfuerzo que le ha llevado a ser hasta este momento “un pilar” del Ayuntamiento de Argamasilla de Calatrava.