Argamasilla de Calatrava (Ciudad Real) 6 de enero de 2021 Vacunados ayer tarde contra la Covid-19 el centenar de mayores y trabajadores de la Residencia de Argamasilla de Calatrava

• Bajo estrictos protocolos de seguridad para salvaguardar la burbuja de aislamiento• Director y alcaldesa se muestran esperanzados pero llaman a toda prudencia

En la tarde de ayer martes, víspera de Reyes Magos, a la Residencia de Mayores de Argamasilla de Calatrava llegaban las ansiadas vacunas que, frente a la Covid-19, fueron inyectadas tanto entre un centenar de residentes como a medio centenar de trabajadores.

La medida se llevaba a cabo con toda normalidad siguiendoel protocolo de espacios establecida por la dirección del centro, así como el establecido por la Gerencia del SESCAM en la zona de salud de Puertollano.

Fue un equipo sanitario desplazado a este fin el que, en coordinación con el equipo de enfermeros y médicos de que dispone la propia residencia, iban inoculando la vacunapor itinerarios interiores perfectamente definidos.

Cabe destacar asimismo la habilitación de un punto de diagnóstico como sala especialmente preparada para que todo el operativo se pudiese desarrollar sin incidencia alguna y bajo las preceptivas medidas de esterilización requeridas.

David Morales, director de la Residencia de Mayores rabanera ha agradecido a los profesionales que han llevado a cabo esta acción, “en particular porque su celo profesional ha impedido romper la burbuja que frente al exterior tenemos en marcha”.

El responsable de este recinto pone de manifiesto el deseo para que “estas vacunas nos permitan recuperar ciertos aspectos de la convivencia que, con el fin de poner todo para evitar el mínimo riesgo de contagio, hemos restringido pues toda precaución es poca”.

Desde el Consistorio de Argamasilla de Calatrava su máxima responsable se congratula de que “esta llama de esperanza que supone la vacuna esté por fin en nuestro pueblo y aunque haya que esperar para recibirlas todos, nos supone cierto alivio”.

La regidora Jacinta Monroy, en cualquier caso, llama a “evitar caer en falsas seguridades porque este virus es tan caprichoso que incluso ya se están produciendo mutaciones y variantes, de manera que en la responsabilidad personal de cada uno está contener la pandemia”.

La segunda dosis se espera pueda ser inyectada bajo este mismo protocolo a partir del próximo día 21.