5,5 millones de ‘cupones rabaneros’ de la ONCE se ofrecen ya por toda España

• La Casa de la Inquisición ilustra la edición del sorteo del domingo 21 de marzo• El gentilicio de Argamasilla de Calatrava, único de la provincia para esta serie

La Organización Nacional del Ciegos de España (ONCE) y el Ayuntamiento de Argamasilla de Calatrava han contribuido a multiplicar, hasta los cinco millones y medio, la cifra de rabaneros y rabaneras que ya están recorriendo todo el país hasta el próximo 23 de marzo, al cobijo de la Casa de la Inquisición enclavada en esta localidad ciudadrealeña.

Y es que ésa es la cifra de cupones que ya ha puesto en circulación la ONCE de cara al sorteo de ‘El Sueldazo del Fin de Semana’ que se va a celebrar el penúltimo domingo de marzo, editados dentro de la serie que la organización está dedicando a gentilicios curiosos, siendo el único de la provincia de Ciudad Real elegido para la ocasión.

Esta mañana, en el patio del histórico y emblemático inmueble que también ilustra cada cupón, ha sido presentado el diseño del mismo con la presencia del director de la Agencia de la ONCE en Ciudad Real, Lorenzo Villahermosa, la alcaldesa Jacinta Monroy, el concejal Sergio Gijón y Sandra Carrasco, vendedora rabanera de esta entidad.

“Para nosotros es una promoción increíble, nacional, algo muy grande para Argamasilla de Calatrava porque se va a ver la imagen de una de nuestras señas de identidad que queremos potenciar a nivel turístico”, ha recalcado Monroy, agradeciendo a los más de 19.000 vendedores de la ONCE en toda España el papel que juegan en esta difusión.

Además, la población va a presumir de su particular gentilicio que, como ha apuntado Villahermosa, “los rabaneros y las rabaneras lo han hecho suyo”, celebrando que hayan hecho suyo un término que alude a la tradicional actividad hortícola de este municipio, de la cual ahora presumirán en toda la geografía nacional.

La regidora, muy satisfecha también por este particular, indicaba que habrá compradores que digan “qué cosa más extraña, pero lo cierto es que nuestro gentilicio siempre nos ha unido a esa huerta que antaño teníamos y con la que incluso vendíamos a las Indias”.

La propia ONCE pone de manifiesto que hace tiempo a los habitantes de Argamasilla de Calatrava se les llamaba rabaneros en tono despectivo, término que en todo caso hacía referencia a la abundancia en el cultivo de esta hortaliza, pero ahora sus gentes se sienten orgullosas del mismo y lo llevan a gala.

Asimismo, la edición del cupón lleva a la organización a recordar que el visitante puede disfrutar en esta localidad de su Iglesia de Nuestra Señora de la Visitación, de los siglos XVI y XVII; del santuario de Nuestra Señora del Socorro, del Barroco del siglo XVIII; del edificio de la Unión Española de Explosivos, ejemplo de arquitectura industrial de carácter historicista con elementos neogóticos; y de la referida Casa de la Inquisición, que data de los siglos XVII o XVIII.

Por otro lado, Monroy Torrico ha apelado a la solidaridad para que las ventas de este cupón sean lo más grande posible, “porque lo importante es que en este año que ha sido difícil para todos y en este caso los tres meses que no pudieron vender, ha supuesto unas pérdidas que resultan imprescindibles para mantener la gran labor social de esta organización”.

En concreto, apostillaba el responsable provincial, “tal día como el 13 de marzo del pasado año se nos cayó todo, tuvimos que encerrarnos”, provocando la pérdida de más de 640 millones de euros que supuso un 28% en ventas, pero se congratulaba de la acogida recibida nuevamente desde el 15 de junio.

Hay que tener en cuenta que la entidad es el cuarto empleador no público de todo el país y, en el momento del confinamiento, todo el Grupo Social ONCE contaba con 73.000 nóminas. “Cuando se pueda evidentemente, queremos llegar a 75.000 empleos, la mayoría de personas con discapacidad”, refería Villahermosa.