El equipo de auxiliares de Ayuda a Domicilio ha recibido esta semana la primera dosis de la vacuna

• Garantizando así su propia salud y la de personas usuarias frente a la Covid-19• Sergio Gijón les reconoce su celo y entrega profesional durante esta pandemia

La plantilla de auxiliares del servicio municipal de Ayuda a Domicilio del Ayuntamiento de Argamasilla de Calatrava ha recibido ya esta semana la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus, lo que supone una tranquilidad también para personas usuarias.

La inoculación practicada el lunes por personal del SESCAM en el área de salud de Puertollano, se ha ajustado al protocolo establecido, de manera que las auxiliares de hasta 55 años recibían la vacuna de Astrazeneca y las de más edad la de Pfizer. 

Asimismo, siguiendo dicho protocolo, la segunda dosis de Pfizer será recibida por las trabajadoras el día 29 de marzo, en tanto que para la de Astrazeneca se contempla un periodo de doce semanas.

Cabe recordar la importancia de esta vacunación, puesto que estas “auxiliares son profesionales sociosanitarias que prestan su servicio en domicilios de personas mayores y personas dependientes de Argamasilla de Calatrava”, explica Sergio Gijón.

El concejal de Bienestar Social recalca que durante el tiempo previo a recibir la vacuna y desde que irrumpió la crisis sanitaria, “han aplicado a rajatabla un riguroso reglamento preventivo, usando epis desechables y aplicando productos de desinfección”.

De ahí que Gijón felicite a todas estas personas, “imprescindibles porque han mantenido operativo nuestro servicio de Ayuda a Domicilio en un período muy delicado, pero que también era necesario ofrecer para personas vulnerables que requieren del mismo”.

Reconoce asimismo que ello ha sido posible “aun a riesgo de contagiarse ellas mismas del propio Covid, pero, como digo, han desarrollado su trabajo con gran profesionalidad y facilitando a mayores y dependientes otras actividades de la vida diaria”.

Se trataba de ir a hacerles la compra o llevarles medicamentos de la farmacia, lo cual evitaba a los mayores el tener que salir de su casa para hacerlo ellos y se expusieran al contagio.

“Para nosotros en una gran satisfacción contar con personas tan responsables y, ahora, con esta primera dosis ya puesta, ellas mismas también reciben la protección que se han merecido y han estado esperando pacientemente todo este tiempo”, apostilla el edil.