El Ayuntamiento de Argamasilla de Calatrava dedica más de 90.000 euros al asfaltado de diferentes vías urbanas

• Ahora se trabaja en tramos de las calles Mayor, Cervantes, Aragón, Sancho Panza y Cuesta de la Rufina y a finales de abril se arreglarán otras más• Jesús Ruiz agradece a la Diputación la aportación económica a estos trabajos

El Ayuntamiento de Argamasilla ha iniciado estos días un nuevo plan de asfaltado de calles en la localidad, con el fin de restituir el firme de las calzadas y facilitar el tránsito rodado en aquellas vías urbanas que presentaban un mayor deterioro.

Conforme a la planificación del departamento municipal de Obras, la calle Mayor se va a beneficiar en un importante tramo de 186 metros, entre la Plaza del Ayuntamiento y el cruce con la calle Heliodoro Peñasco.

En la calle Cervantes se ha contemplado esta renovación en el cruce existente con la calle Ramón y Cajal, en una longitud de 18 metros aproximadamente contados a cada lado del eje central que une ambas calles.

Las labores también atañen a las calles Aragón, en una longitud de 51 metros, entre los cruces de las calles Almodóvar y santa Bárbara; Sancho Panza, entre las calles Gila y Santa Bárbara, a lo largo de 33 metros; y Cuesta de la Rufina, entre la calle Tirteafuera y la Plaza Palacio, alrededor de 175 metros.

También se incluye la continuación de un tramo de la carretera de Puertollano, entre el último tramo pendiente y el hondón que hay en Avenida Libertad.

Todo ello con un presupuesto global de 51.411,00 euros con cargo al Plan Extraordinario de la Diputación Provincial, institución que ha concedido también una nominativa de otros 40.000 euros para dar continuidad a finales de abril al asfaltado en otras vías.

Jesús Ruiz, teniente de alcalde de Obras, apunta que gracias a estos trabajos ejecutados por Pavalco Obra Civil SL, empresa que resultó adjudicataria en la licitación de los mismos, estas calles “van a quedar arregladas para muchos años y con una capa de rodadura totalmente nueva que, además, va a mejorar el aspecto de nuestra localidad”.

Los pavimentos antiguos de las calzadas en las calles principales estaban ya muy deteriorados, debido a tratarsede vías principales de tránsito, por lo que este uso de tantos años mostraba ya un aspecto envejecido, abierto ydescarnado. En otras, el hormigón con que se confeccionaron en su día también estaba ya muy deteriorado.

Ante ello los trabajos consisten en el fresado previo de todo el ancho de circulación de vehículos, reponiendo el firme yreforzándolo con otra nueva capa de rodadura, “solución que ofrece una excelente alternativa para evitar algunos de los problemas que se generan con la colocación de capas asfálticas”, señala el concejal.

Ruiz Valle expresa la satisfacción del equipo de Gobierno por el resultado de una inversión “necesaria” que, se completa con la elevación de las tapas de los pozos de registro e imbornales a rasante del nuevo nivel del vialintervenido y agradece a la Diputación su aportación económica a estas actuaciones.