Argamasilla de Calatrava vive sus Fiestas junto a héroes de la pandemia

·        La pregonera, Paqui Guillén, constató el sentimiento y gratitud rabaneros

·        La alcaldesa llamó a vivir estas fechas “con espíritu festivo y con prudencia”

Argamasilla de Calatrava inauguró anoche, por segunda vez en tiempos de pandemia, sus irrenunciables celebraciones de septiembre en honor a Nuestra Señora del Socorro, siguiendo nuevamente protocolos sanitarios y lanzando mensajes de gratitud y esperanza por parte de los diferentes intervinientes a lo largo de los actos.

La propia alcaldesa, Jacinta Monroy, durante su intervención institucional pasadas las nueve de la noche y tras el protocolario corte de cinta, invitaba a vivir estos días “con espíritu festivo, aunque con prudencia” y llamó por tanto a cuidarse mucho, entre otras cosas “para que el año próximo, cuando llegue la Virgen, nos encuentre a todos”.

Durante su intervención, enfatizó el agradecimiento a todos los profesionales sanitarios que durante este largo año y medio “han salido de sus casas, arriesgando sus vidas, para salvar las nuestras”, aludiendo así a la pregonera, la enfermera del Centro de Salud rabanero, Paqui Guillén Rubio, “que representa a todos estos colectivos a los que estamos muy agradecidos”.

Lo expresaba así en un Centro Cultural abierto de par en par para facilitar la ventilación, donde se daban cita varias decenas de asistentes entre vecindad y autoridades locales y otras invitadas, como los parlamentarios nacionales Miguel González y Mayte Fernández; la viceconsejera de Cultura y Deportes, Ana Muñoz.

Reconocimiento a las peñas

Ambos, junto a la regidora anfitriona, tuvieron la ocasión de compartir sobre el escenario, primero, la investidura de quienes encargan el naciente espíritu de las peñas, los Peñeros Infantiles que este año encarnan Estefanía Muñoz Moratalla y Erick García Monsálvez.

Las peñas, que nuevamente tampoco han podido constituirse este año, habían tenido media hora antes y en la Plaza del Ayuntamiento su particular homenaje, consistente en el descubrimiento de una placa de gratitud a todas ellas en la fachada consistorial y la entrega de una réplica a escala a representantes de cada una de estas 70 formaciones.

Retomando los actos centrales de la noche, cabe citar también la entrega de premios de los certámenes culturales convocados, como el de poesía de la tercera edad a Isidora Ruiz Gallego-Largo; los de poesía genéricos a Ramón Aguirre López como ganador y Cristina Peralta Merchán; así como el premio local para Rafael Castellanos Solana.

En la modalidad de narrativa, a Juana Yanguas Romero como vencedora y José Agustín Blanco Redondo, además del local a Rafael Castellanos Solana. Los de pintura y fotografía correspondieron respectivamente a Francisco Escobar Ureña y Marcos Lozano Palacios. Y Keila García García recogió el del cartel anunciador de las celebraciones.

Enlazando con este apartado cultural, la entrega de Menciones Especiales se inició con la recibida por el escritor de relatos David García Rodríguez, tomando acto seguido el testigo las de Solidaridad, en concreto Vicente Arias Aragón, delegado de la Asociación de Esclerosis Múltiple y la comunidad educativa rabanera, a través de quienes dirigen sus Colegios ´Virgen del Socorro’ y ‘Rodríguez Marín’ y el Instituto ‘Alonso Quijano’.

Su ejemplo durante el pasado curso en cuanto a respeto de normas frente a la pandemia y el especial empeño de escolares y jóvenes estudiantes, junto a la dedicación de profesorado y familia, era el motivo de este reconocimiento, pero también el de elección de la pregonera 2021, la enfermera Paqui Guillén Rubio.

En primera persona desde el epicentro sanitario de la pandemia

Sus algo más de 20 minutos de intervención, en varios momentos interrumpidos por los aplausos de los presentes ante las emociones contenidas y cercanía sentimental que destilaban sus palabras, ofrecieron el testimonio en primera persona de todo el equipo de profesionales del Centro de Salud rabanero durante los peores momentos de la pandemia, sin desdeñar mensajes de esperanza compatibles con prudencia a futuro.

Apeló así a “compañerismo, orgullo, generosidad, compromiso, espíritu de equipo, optimismo, ilusión, motivación, alegría y ánimos renovados”, como las virtudes de todos los profesionales sanitarios en la localidad. “Me quedo con todo esto, ya que define a la perfección el trabajo y el estado de ánimo de mis compañeros y compañeras”, aseveró.

Y tuvo palabras de homenaje a otros compañeros que “dieron su vida” en la pandemia, de la cual instó a “no olvidar todo lo que nos ha enseñado”, enfatizando que “hemos hablado con la mirada, hemos abrazado con la mirada, hemos acariciado con la mirada, pero, sobre todo, lo hemos hecho con el corazón”.

Guillén Rubio remarcó que “no somos héroes, somos personas de carne y hueso, que hemos dado todo lo que teníamos, trabajando al límite de nuestras fuerzas y posibilidades, pensando siempre en la salud de los demás, antes incluso que en la nuestra propia ya que decidimos un día dedicarnos a esta profesión tan bonita que es cuidar, curar, pero, sobre todo, salvar vidas”.

La pregonera rememoró su llegada profesional a la población rabanera hace 30 años, cuando lo que hoy es centro de salud era tan solo consultorio y se sentaban las bases de una mayor y más completa atención sanitaria y glosó como “Argamasilla de Calatrava es un pueblo lleno de vida, trabajador, hospitalario, acogedor, solidario, inclusivo, comprometido con causas humanitarias con las personas, con vocación educadora hacia los más jóvenes”.

“Sus gentes son sencillas, que con esfuerzo y trabajo han ido poco a poco y con el paso de los años transformándolo hasta llegar a ser lo que es hoy en día: un pueblo agradable donde vivir, dotado de servicios y dotaciones públicas acordes a las necesidades de la sociedad actual”, añadió, para citar también el empleo que procuran sus polígonos.

“De un pueblo agrícola y ganadero en sus orígenes, se ha convertido, además, poco a poco, con esfuerzo y constancia, en un pueblo industrial. Más activo, más vivo y, sobre todo, más rejuvenecido, pero que debe mirar al futuro sin olvidar su pasado, sus tradiciones y sus costumbres”, concretó Paqui Guillén, quien cerró su pregón con ‘vivas’ a la patrona, la Virgen del Socorro y a Argamasilla de Calatrava.

A por un nuevo Centro de Salud

Resulta interesante reseñar también en cuestiones de sanidad pública, cómo durante su intervención, la alcaldesa había aludido entre otros proyectos al anhelo de la ciudadanía rabanera por un nuevo, mayor y más accesible centro de salud, dado que el actual sigue en espacios del consultorio inicial al que llegó en su día la pregonera.

A este respecto Monroy Torrico anunció públicamente la próxima adquisición en la calle Mayor de una propiedad que cuenta con el millar de metros cuadrados establecidos por el SESCAM para hacer realidad el proyecto y cuyo máximo representante comarcal, el gerente del Área de Atención Integrada de Puertollano, Cesáreo Pecto, estaba presente.

También cabe citar la asistencia de los delegados provinciales de Fomento, Casto Sánchez y de Agricultura, Amparo Bremard; la responsable la Unidad de Violencia de Género en la Subdelegación del Gobierno, Carmen Pimienta; el presidente de la Federación de Empresarios de Puertollano, Miguel Ángel Ruiz o el alcalde de esta ciudad vecina, Adolfo Muñiz, quien compartió la entrega de placas a las peñas.

Fue en definitiva una velada muy emotiva, a cuyo sentimiento contribuyeron las magistrales interpretaciones de la formación musical ‘Manchelos’, integrada por dos violonchelistas y un batería y que, un año más, fue presentada con la simpatía y energía de Benjamín Hernández Caballero.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad