El pisto de las Amas de Casa vuelve a recordar a todos los hijos ausentes de su Argamasilla de Calatrava

·        El acto de homenaje, de carácter testimonial e institucional, ha vuelto un año más a recordar a cuantos rabaneros y rabaneras no viven en su localidad natal

·        Monroy, Bonales y Rodríguez lo han compartido en la Casa de la Inquisición

Por segundo año consecutivo, el tradicional Pisto del Hijo Ausente que tradicionalmente ofrece la Asociación de Amas de Casa de Argamasilla de Calatrava en el marco de las Fiestas Patronales en honor a Nuestra Señora del Socorro, ha tenido carácter de gesto simbólico y homenaje.

Se trata de una acción con la que, desde el pasado año, el municipio ciudadrealeño contribuye a perpetuar en cierta manera la tradición del reparto de este plato tan típico manchego y, en particular, de la generosa huerta rabanera, al resto de vecinos conforme se hacía antes de la pandemia y se pueda recuperar íntegramente cuando sea posible.

Un acto así puramente institucional, a puerta cerrada, que nuevamente se ha celebrado, un año después, este 8 de septiembre, día grande de la patrona, en el espléndido patio de la Casa de la Inquisición, que ha aprovechado la ocasión para abrir así también su nuevo libro de firmas para quienes así quieran dejar constancia de su visita.

La alcaldesa Jacinta Monroy y los también ediles Jesús Ruiz y Estela Céspedes y las presidentas del colectivo promotor, Reyes Bonales y de la Hermandad de la Virgen del Socorro, María Isabel Rodríguez, junto a otra integrante de su directiva, han compartido el momento de homenaje.

Tres kilos de pimientos y quince kilos de tomates han bastado para elaborar, “con mucho cariño” como ingrediente fundamental, la cantidad necesaria para esta degustación simbólica, que ha tenido lugar poco después de terminar la función de mediodía en honor a la patrona rabanera, Nuestra Señora del Socorro.

Bonales se mostraba de nuevo contenta con la posibilidad de mantener en el tiempo, en otro año tan especial, la tradición del Pisto al Hijo Ausente, aunque únicamente sea con carácter testimonial y a puerta cerrada.

“Por lo menos es un detallito y es un recuerdo de que los tenemos a todos en la mente y muchos que han estado en agosto se han ido con pena de no poder estar aquí en estas fechas tan entrañables”, apostillaba.

La alcaldesa, en este sentido, reiteraba como “no queremos perder nunca nuestras tradiciones que pasan por recibir y honrar a la Virgen del Socorro, también pasan por la ofrenda de flores o pasa también por este homenaje a esos hijos ausentes, que se tuvieron que ir o no están y nos acordamos de ellos”.

Por eso, Jacinta Monroy, en el día grande de este ciclo festivo, recordaba también en un contexto de pandemia como es el actual, que “hoy es un día para que, junto con el pisto de las Amas de Casa, los recordemos y mientras así lo hagamos ellos estarán vivos siempre dentro de nosotros”.

Y, pese a todo, como ha señalado la presidenta de la Hermandad de Nuestra Señora del Socorro, “este año se está viviendo con mucha más ilusión y mucha más alegría que el año pasado que por entonces en los rostros de la gente se veía la tristeza, aunque también la devoción a la patrona, pero aun así estaba más triste que este año”.

María Isabel Rodríguez considera que, si bien este 2021 tampoco se ha producido entrada de la Virgen en procesión, “pero se ha recibido con ilusión y con esperanza de que el año que viene ya podamos recibirla en las esquinas mayores como se merece, entrando por las calles y recorriéndolas y desde ahí le hagamos nuestras súplicas”.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad