Eduardo Egido encandila en su población natal con la presentación de ‘Rescoldo bajo la ceniza’

●       El autor rabanero rinde tributo a Argamasilla de Calatrava en su cuarta novela

●       Le acompañaron en la palabra Javier Flores, Isabel Castañeda y Sergio Gijón

Argamasilla de Calatrava acogió a uno de sus más destacados embajadores culturales, Eduardo Egido, quien en su doble condición de rabanero y escritor presentaba la semana pasada la que es ya su cuarta novela, ‘Rescoldo bajo la ceniza’.

Fue durante un cálido y entusiasta acto celebrado en el salón plenario municipal, donde ante varias decenas de asistentes, el autor estuvo acompañado por su editor Javier Flores [Ediciones Puertollano], la también escritora Isabel Castañeda y el concejal Sergio Gijón.

Para Egido estar en “el pueblo que te ha visto nacer y del que tienes referencias desde hace mucho tiempo, donde tienes tus raíces, tus vínculos familiares, supone un aliciente especial a la hora de presentar esta novela”.

Máxime, además, si el relato “aunque no se diga explícitamente, está ambientada aquí en la población”, apuntaba para reconocer que los diferentes emplazamientos ambientados son fruto de su gran conocimiento de la localidad.

Y no sólo por su condición de rabanero de nacimiento sino porque “no he dejado de venir aquí a lo largo de los años, conozco muy bien el casco urbano y los alrededores”, de hecho, incluye muchas referencias a esos espacios físicos.

Con su buen hacer literario ha conseguido “rendir un sencillo tributo, un sencillo homenaje, a mi pueblo natal” con ‘Rescoldo bajo la ceniza’, creación que supone “un punto y seguido” en su trayectoria y que, como reconocía, vuelve a “rearmarme” en este género.

No en vano, de su anterior novela, ‘El halcón peregrino’, hace ya seis años, tiempo que había dedicado Eduardo a escribir artículos periodísticos o relatos, “y no había apostado por un proyecto de envergadura como supone una novela”.

Campo literario, como mantiene, “que es muy grato al mismo tiempo que es también complicado por el esfuerzo que lleva consigo”, pero que merece la pena a la vista de lo “deliciosa” de la prosa de esta nueva novela como dijo Castañeda durante el acto.

En el mes y medio de andadura que tiene ya, desde su presentación en Puertollano a finales de octubre, “con una asistencia muy numerosa” también que gratamente complació, las ventas están yendo muy bien según le apunta Javier Flores, cumpliendo “el objetivo último de nuestra escritura, que la gente lo lea y que nos digan sus impresiones”.

Por su parte, Sergio Gijón subrayaba el “gran privilegio” que para el Ayuntamiento suponía la ocasión de poder contar con la presencia de Eduardo Egido, de quien reconoció su condición de “gran referente de la cultura en la comarca desde hace muchísimos años”.

El edil apeló a la amistad que mantiene con Egido, mostrándose muy ilusionado por poder acompañarle en el acto y manifestándole que siempre va a tener abiertas las puertas consistoriales para cuanto precise.

Sobre todo “si es para enriquecer el gran interés que por la cultura siempre se puede palpar en Argamasilla de Calatrava”, de lo que daba cumplida cuenta la gran presencia de público en una tarde noche desapacible que poco inviaba a salir de casa.

No obstante, Gijón hacia hincapié en que ante citas culturales como la celebrada el pasado viernes “nuestra ciudadanía siempre responde y en este caso también para acompañar a Eduardo”.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad