David García Almansa regresa a casa por Navidad en un alto en su preparación para la temporada 2023

  • Residente en Valencia, el piloto de Moto3 disfruta con sencillez de su tierra
  • Ruiz Valle le brindó junto a su familia una agradable recepción institucional

A un mes vista para su decimoséptimo cumpleaños y aprovechando el descanso navideño, el piloto rabanero David García Almansa, que está deslumbrando entre las generaciones más jóvenes del motociclismo español, pasa unos días de descanso en su pueblo.

Una oportunidad para reencontrarse en Argamasilla de Calatrava con su familia y sus amistades de siempre, pero también para recibir el trato afable y cariño del alcalde, Jesús Ruiz, en representación de la Corporación municipal y, por ende, de todo su pueblo.

Anoche tenía lugar una recepción oficial en el salón plenario consistorial, donde el primer edil y el deportista, acompañados respectivamente del concejal de Deportes, Jacinto Arriaga y por un nutrido número de familiares, compartieron un agradable momento.

Tanto, que hubo incluso intercambio de recuerdos, como una mochila y una camiseta técnica con el escudo corporativo del Ayuntamiento y, por parte del joven, de fotografías dedicas al Consistorio y al propio alcalde por la estrecha amistad que mantienen.

Hubo también tiempo de tertulia para analizar los logros alcanzados hasta la fecha y barajar opciones reales de éxito el año venidero. Lo cierto, decía, es que “esta temporada ha sido para mí la mejor de mi vida; he mejorado muchísimo como piloto y como persona”.

Y eso a pesar de que, recordaba David, “empezamos el año regular, porque cambiamos a una categoría con mucho más nivel y nos costó adaptarnos, pero en la segunda carrera ya estábamos ahí hasta que poco a poco fueron llegando los resultados”.

Aludía así al segundo puesto en Jerez y a la victoria posterior en Valencia, que con su “debut en el Mundial [de Moto3] ha sido para mí un año especial”, reconociendo que este último hito era algo que “no me lo esperaba”.

“Yo pensaba que iba a hacer este año y otro más antes de poder debutar; pero no, ha sido en el primer año en esta categoría de Premio GP y ya correr la última carrera del Mundial no me lo esperaba para nada”, reiteró.

Y, por tanto, de cara a la próxima temporada, David Almansa [su nombre de guerra en el  FIM CEV Moto3 Junior World Championship] tiene que claro que al haber terminado ésta tan arriba, sus aspiraciones pasan por “terminar en lo más alto de la clasificación”, arropado por un equipo que deposita toda la fe en su talento.

Su enrolamiento en el Finetwork MIR Rancing Team ha propiciado este salto cualitativo y, de hecho, el joven rabanero expresa como “este equipo para mí es como mi segunda familia y estoy muy cómodo ya que si no fuera con ellos yo estaría en mi casa en otro plan y sin competir”.

Como agradecido que es, David añade respecto a su escuadra el hecho de haberle “dado la oportunidad de estar aquí que yo he sabido aprovechar y ahora lo estoy dando todo con ellos”.

Cuando termine su estancia navideña en Argamasilla de Calatrava, junto a su familia y disfrutando de sus amistades de toda la vida, David retornará a tierras valencianas donde reside, centrado del todo en su carrera deportiva y creciendo en preparación y experiencia.

Allí, junto a otra gran realidad ya del motociclismo españolo como es el piloto del Mundial Alonso López y otros y su coach, el piloto rabanero sigue un plan diario de entrenamientos y de pilotaje en moto en el circuito de Cheste “para así mejorar y aspirar a lo más alto”.

Un plan que incluye “gimnasio, bicicleta, correr y todo tipo de deportes” y que, en lo más personal, le hace dedicar tiempo a su propia manutención con las tareas de la casa que habita, como hacerse la comida u ocuparse de la limpieza, quehaceres cotidianos que “me han hecho madurar como persona”.

También expresaba su agradecimiento a todo el respaldo y seguimiento que recibe de su Argamasilla de Calatrava. “Desde muy pequeño, desde los cuatro años me están apoyando y por eso siempre tengo muy presente mi pueblo que también llevo en el mono”, valorando el “estar siempre a las buenas y a las malas”.

El alcalde coincidía a este respecto al apuntar que “desde el Ayuntamiento empezamos a tener contacto con David hace 16 años y, la verdad, es que es increíble que después de todo este tiempo verlo aquí sabiendo que ya ha corrido en el Mundial de motociclismo”.

Una trayectoria que, como ponía de relieve, Jesús Ruiz, tiene horizontes despejados porque “él aspira a llegar a lo más alto y eso es un orgullo para Argamasilla, un orgullo para nosotros y sobre todo mucha ilusión”.

Ruiz Valle también destacaba la lucha y el tesón que ha volcado su propia familia, “muy querida en el pueblo” apostillaba, para que el joven pudiese sacar partido a su potencial, sin descuidar valores tan propios de él como ser “un niño muy humilde”.

“David es una persona muy normal, que aunque está corriendo el Campeonato del Mundo es alguien del pueblo que estos días lo estamos viendo por las calles de pueblo, con sus amigos de siempre, con una normalidad que te quedas perplejo”, abundaba.

Por último, el regidor hacía hincapié en la “calidad innata” del joven piloto como puntal “para llegar a lo más alto del motociclismo español que, para un pueblo como Argamasilla de Calatrava, con el número de habitantes que tenemos, es un verdadero orgullo”.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad